28 de junio de 2024

CONSULTA PÚBLICA PREVIA DE LA MODIFICACIÓN DE LA ORDENANZA MUNICIPAL DE MOVILIDAD Y TRÁFICO DE ALTSASU/ALSASUA

Foto noticia

RESUMEN DEL CONTENIDO DEL BORRADOR DE LA MODIFICACIÓN DE LA ORDENANZA MUNICIPAL DE MOVILIDAD Y TRÁFICO

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Alsasua ha dado el visto bueno a la propuesta de modificación del art. 46 de la Ordenanza municipal de movilidad y tráfico. Esta modificación plantea incluir un nuevo apartado en dicho precepto, el cual regula las condiciones de ejecución del rebaje de bordillo (vado) para el acceso a los locales que cuenten con una licencia de paso concedida.

Actualmente este artículo señala lo siguiente:

Artículo 46. El rebaje de bordillo o vado.

La modificación o rebaje del bordillo de la acera o similar (abreviadamente “vado”) no alterará la rasante oficial en la línea de fachada marcada por la intersección de la fachada y acera y será exigida (obligatoriamente) en los siguientes casos:

 1. En caso de locales o zonas con capacidad de estancia real de diez o más vehículos tipo turismo.

 2. Para locales o espacios con capacidad, estancia o acceso reales de autobuses y camiones, en cualquier momento.

 3. Cuando el Ayuntamiento a través del órgano competente para ello en forma excepcional así lo dispongan en forma razonada para casos especiales.

 La ejecución del rebaje de bordillo podrá ser autorizada por parte del Ayuntamiento de Altsasu/Alsasua en los casos no señalados anteriormente.

 El rebaje del bordillo se ajustará al modelo o diseño usual en la localidad y su realización precisará, en todo caso, licencia específica, bien en trámite conjunto con la petición de licencia de paso, bien en forma separada.

 La realización del rebaje de bordillo, así como su supresión y reposición, serán de cuenta y cargo del titular de la licencia, siendo responsables también, cuando proceda, el nuevo titular o cesionario de la actividad o el propietario del local o espacio, todos ellos en forma mancomunada y solidaria.

 Tanto en la supresión del vado y reposición del bordillo, como en su realización en los casos de exigencia obligatoria, el Ayuntamiento podrá realizar la obra como ejecución sustitutoria, sin necesidad de requerimiento previo alguno, con cargo directo al titular del vado y en forma voluntaria o por exacción por vía de apremio

 Los discos de señalización colocados y pintura de bordillo podrán ser también retirados y anulados por los Servicios Municipales y sin previo aviso, en caso de quedar sin efecto la licencia de paso por cualquier motivo, o por incumplimiento de las condiciones de eficacia de la misma

 Se ha considerado procedente incluir en este artículo una referencia a las medidas que en todo caso debe cumplir la acera o espacio peatonal afectado por el rebaje de bordillo, pata garantizar la circulación peatonal.

Así debemos tener en cuenta que la Orden TMA/851/2021, de 23 de julio, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y la utilización de los espacios públicos urbanizados, apunta que “La anchura mínima libre de paso del plano principal del vado, desde el que se accede a la calzada, será de 1,80 m” (art. 20.2). Lo recogido por esta Orden coincide con lo que recogía la Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, derogada expresamente por esta última Orden.

Se deberá pues garantizar una anchura libre de acera o espacio peatonal de al menos 1,80 metros y en caso de que estuviéramos ante aceras o espacios peatonales ejecutados antes que la entrada en vigor de la primera de ambas Ordenes, la anchura libre que al menos se deberá garantizar será de 1,20 metros.

De acuerdo a ello, se propone incluir en el art. 46 de la Ordenanza municipal de movilidad y tráfico el siguiente texto:

“La ejecución del rebaje de bordillo deberá garantizar en todo caso una anchura libre de paso en el espacio peatonal afectado igual o superior a 1,80 metros.

 En el caso de espacios peatonales urbanizados ya existentes con anterioridad a la entrada en vigor de la Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados, lo dispuesto en el apartado anterior únicamente será exigible en aquellos espacios que sean susceptibles de ajustes razonables, mediante las modificaciones y adaptaciones que sean necesarias y adecuadas y que no impongan una carga desproporcionada o indebida, debiendo garantizarse en todo caso una anchura mínima libre de paso de 1,20 metros.

 En caso de que no se cumplan las determinaciones contenidas en los apartados anteriores no se concederá licencia para ejecutar el rebaje de bordillo.”

Este borrador se someterá a consulta pública previa a su aprobación hasta el día 28 de julio de 2024 para poder realizar propuestas sobre el mismo.

Esta modificación de la Ordenanza municipal de movilidad y tráfico tiene como objetivo determinar la anchura libre de acera o espacio peatonal que siempre se deberá garantizar al ejecutarse un rebaje de bordillo. Se ha considerado necesaria ante las diferentes situaciones que se plantean especialmente en aceras ejecutadas hace décadas, con una anchura muy pequeña e incluso menor a 1,80 o 1,20 metros, y en las que se conceden licencias de paso y se solicita en el Ayuntamiento a correspondiente licencia de obras para ejecutar el rebaje de bordillo. Se ha considerado necesario determinar la anchura libre que siempre deberá garantizarse uso peatonal.

CONSULTA PÚBLICA PREVIA

De acuerdo a lo previsto en el artículo 133 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y con el objetivo de mejorar la participación ciudadana en el procedimiento de elaboración de normas, con carácter previo a la aprobación de la modificación de la Ordenanza de movilidad y tráfico que se presenta, se desea recabar la opinión de las personas y organizaciones más representativas potencialmente afectadas por la citada modificación normativa. Así para ello se habilita un periodo de consulta pública, previa a la aprobación de la modificación, para recabar opinión en torno a los siguientes puntos:

a) Los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa

 La modificación de la Ordenanza municipal de movilidad y tráfico que se presenta tiene como objetivo regular la anchura libre de acera o espacio peatonal que siempre se deberá garantizar a la hora de ejecutar un rebaje de bordillo previa concesión de licencia de paso. Así pues, se desea evitar que a raíz de ejecutar el rebaje de bordillo la acera o espacio peatonal sea muy pequeño para el uso peatonal que también se debe garantizar.

b) La necesidad y oportunidad de su aprobación

La existencia de aceras muy estrechas con rebajes de bordillo que dificultan el paso de peatones o impiden el paso de personas en sillas de ruedas, motiva que se regule la anchura libre de acera que se debe garantizar a la hora de ejecutar dichos rebajes. Siempre se deberá garantizar y que en caso de que no fuera posible, no se podrá ejecutar el rebaje de bordillo, sin perjuicio de que la licencia de paso esté concedida.

c) Las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.

La cuestión que nos ocupa procede ser regulada mediante Ordenanza porque tiene como destinataria a una pluralidad indeterminada de personas, es susceptible de ulteriores y sucesivas aplicaciones, y supone una innovación del ordenamiento jurídico.  A su vez, ya la ejecución del rebaje de bordillo en relación a las licencias de paso está regulada en una Ordenanza, por lo que la concreción de esa regulación se debe hacer en la misma Ordenanza mediante su modificación.

Por lo expuesto procede implementar la consulta pública previa a su aprobación para recabar la opinión de los sujetos afectados por la modificación de la Ordenanza y las organizaciones más representativas para que expresen su opinión, sugerencias y observaciones acerca de:

a) Los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa.

b) La necesidad y oportunidad de su aprobación.

c) Los objetivos de la norma.

d) Las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.

El trámite de consulta pública previa estará habilitado hasta el día 28 de julio de 2024 (este incluido), debiendo presentar las opiniones, sugerencias y observaciones que en su caso se realizaran en la siguiente dirección de correo electrónico: hirigintza@altsasu.net 

 

 

 

Volver arriba